lunes, 6 de octubre de 2008

El fracaso de la subasta y del Convenio del Sanatorio de la Marina hoy, 6 de octubre, en el periódico El Mundo

SITUADO EN LOS MOLINOS

Se busca comprador para un hospital

  • El pasado 30 de septiembre quedó desierta la subasta
  • El precio de la primera puja fue de 8,6 millones de euros
    lunes 06/10/2008 11:54
    Disminuye letra

FLOR MOLLA | LUIS. F. DURÁN

MADRID.- El viejo centro hospitalario de la Marina tiene más de 94.000 metros, es un edificio sólido y está situado en un enclave privilegiado pero según Javier Alonso Priego, alcalde de Los Molinos, «nadie parece ver el atractivo que tiene». El pasado 30 de septiembre volvió quedar desierta la subasta que realizó el Ministerio de Defensa junto al Consistorio, pese a que el proyecto incluía la posibilidad de construir chalés y cuatro bloques de apartamentos

Este hospital no lo quiere nadie. Después de años de negociaciones, el Ministerio de Defensa, junto al Ayuntamiento de Los Molinos , subastó por segunda vez el hospital militar de Los Molinos, ubicado en la sierra noroeste de Madrid. La puja realizada el pasado 30 de septiembre quedó desierta pese a que tiene más de 94.000 metros cuadrados, es una construcción sólida y está situada en un enclave privilegiado.

Según el alcalde Javier Alonso Priego, del PP, «nadie parece ver el atractivo que esconde». Este nuevo revés supone, según el regidor, que no se ponga en marcha un «edificio vital para la economía de nuestro pueblo». «Este proyecto, tal y como está configurado, repercutiría para el pueblo en más de 100 puestos de trabajo. En la situación que estamos ahora revitalizaría la vida social y la economía de Los Molinos».

Pero ni el Ayuntamiento de Los Molinos ni el Ministerio de Defensa se rinden y pretenden hacer el proyecto más atractivo para grupos inversores. ¿Cómo? Parte del terreno se ha recalificado y se podrán construir 35 viviendas unifamiliares de 200 metros cuadrados junto a cuatro bloques de pisos de 90 viviendas . Además, se mantendrán «intocables» la construcciones ya existentes, como el antiguo hospital y la residencia de médicos.

Este terreno de grandes dimensiones está compuesto por más 23.000 metros cuadrados de espacios libres, zonas verdes, y un parque público municipal. Eso, sin contar con otros tantos metros cuadrados que no tienen ninguna edificación y que están clasificados como suelo no urbanizable.

¿Por qué entonces nadie lo quiere? Según el alcalde, la culpa la tiene la crisis. «La situación actual nos afecta a todos». Por otra parte, el mercado inmobiliario está parado y hay una falta de demanda solvente. A pesar de todo, Alonso no pierde la esperanza y sabe que hay interesados. «Esperamos», dice, «que ahora con la tercera subasta, haya ofertas». El precio de la primera puja fue de 8,6 millones de euros . En la segunda se rebajó a 7,5, y ahora, en la tercera, volverá a reducirse un 20%.

Lo que quieren los ciudadanos de Los Molinos es que se recupere ese terreno ahora olvidado y muy deteriorado y que se construya allí lo que «sería el motor principal del pueblo», comenta el alcalde. A través de la reutilización y mejora de este edificio se crearían más de 100 puestos de trabajo directos y por consiguiente, algunos más indirectos. Los vecinos están deseosos de que se ponga en marcha.

Pero también es cierto que no es oro todo lo que reluce. El pliego de condiciones técnicas que publica el Ministerio de Defensa para la subasta decía claramente: «El estado de conservación de los edificios es deficiente». Todos estos años, desde que el Ministerio dejara de manejar el hospital, el edificio ha estado abandonado. «No tiene ventanas, entra gente y el clima cambiante de la sierra ha influido también en el deterioro», agrega el alcalde de Los Molinos. A pesar de todo, la estructura de las edificaciones no ha sufrido. «Es una construcción sólida», añade Alonso. «La estructura general cumple con las expectativas».

El hospital se abrió en 1956 y fue utilizado por la Marina. Llegó a tener dos quirófanos. Luego se convirtió en residencia de ancianos. Y hace 10 años se cerró a cualquier tipo de actividad.

Hace tiempo los candidatos de Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid hablaban de recuperar los antiguos hospitales militares para destinarlos a la Sanidad Pública. Pero quedó en propuesta. Hoy es fácil colarse dentro de las instalaciones e incluso del hospital. Hay muebles abandonados, hierros e incluso una caja fuerte (abierta) en alguno de sus despachos. El peligro de que entren algunas personas y se produzca un incendio es real, sobre todo teniendo en cuenta que está junto a un parque de pinos.

Otro de los puntos en contra es que no toda la superficie total del terreno es para el posible inversor. Alrededor de 72.000 metros cuadrados serán de titularidad municipal . Entre ellos, el parque, la zona de parking y un edificio que el inversor deberá construir al Ayuntamiento. Una de las opciones que propone el alcalde es la de lanzar un proyecto social. «Si se tienen ganas, se pueden hacer varias cosas que tengan una finalidad social», anima el edil. «Se pueden hacer proyectos muy bonitos». Las alternativas son muchas, una residencia de ancianos, hotel, centros de investigación...

«Un buen gestor triunfaría»

Este proyecto se ha preparado con aras de minimizar el coste de la inversión. Es decir, que aunque el proyecto inicialmente no parezca rentable está pensado para que se cubran los gastos. «No está pensado para especular», matiza el alcalde. El beneficio aparecerá a largo plazo, cuando el inversor desarrolle una actividad y la gestione a su gusto. «Si es un buen gestor, triunfará», añade el edil de Los Molinos. Los vecinos de la localidad están deseando que alguien con ganas de darle uso a un lugar abandonado empiece a construir. «Queremos que se ponga en marcha», dice un vecino mientras pasea por el interior del hospital después de que los chatarreros hubieran arrancado hasta los clavos.

Otro vecino que pasea por la zona señala que un hotel colmaría las aspiraciones de la localidad, pues habría creación de empleo en un momento difícil y permitiría crear una infraestructura hotelera en una zona que tiene demanda y que apenas cuenta con establecimientos que puedan ofrecer muchos servicios para los clientes.

El tiempo para que el sueño de los vecinos de Los Molinos se haga realidad no parece cercano. «Un proyecto de esta envergadura requiere, al menos, dos años de trabajo», afirma el alcalde. Aún así, «tendrían todo nuestro apoyo y la mayor colaboración posible», añade. La próxima subasta no tiene fecha. Hay quien piensa que si nadie puja, el hospital podría ser derribado. «Si lo promocionaran un poco, seguro que lo vendían», sentencia otro vecino

11 comentarios:

Adolfo dijo...

Está claro que nadie va a pujar por los terrenos del Sanatorio por dos razones:
La situación de depresión del mercado inmobiliario (hay cientos de casas en venta en Los Molinos y no se vende ni una).
La anulación de las Normas Transitorias por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que anula el Convenio y la clasificación urbanística de los terrenos del Sanatorio.
Es hora de buscar una nueva alternativa antes que al Ministerio de Defensa se le ocurra alguna que perjudique más aun a nuestro pueblo.

Anónimo dijo...

adolfito... menos demagogia y al grano, que se os llena la boca de palabrería, pero no aportais una sola idea que sea viable

Anónimo dijo...

eso eso adolfo, da la cara y da alguna idea positiva para variar y deja de poner pegas a todo, estaria bien que vieses las cosas de otra manera y no decir siempre que todo esta mal.

convocatoriaporlosmolinos@hotmail.com dijo...

La opción que ha planteado IU-Convocatoria por Los Molinos es denunciar el Convenio con Defensa, que vuelva al pueblo el Santorio y el terreno que se cedió temporalmente a Marina, para que podamos negociar directamente la instalación allí de algún servicio que cree empleo.
Esta posición se puede encontrar en entradas anteriores (pinchar en Hospital de la Marina, en la columna derecha) y en la propuesta que hizo nuestro concejal en el Pleno anteanterior.

Adolfo dijo...

Hombre, yo doy la cara y escribo con mi nombre (podrías hacer tú lo mismo).
En cuanto a las propuestas, las mías son las de Izquierda Unida. Ruptura del Convenio y recuperación del Sanatorio para el pueblo.

Anónimo dijo...

así que se supone que el ministerio nos tiene que dar por nuestra cara bonita un edificio que construyo él con su dinero.
claro y seguro q se lo dices a la señora chacón y se descojona de risa, aquí para cada uno lo que es suyo el edificio es suyo y el terreno nuestro por lo tanto todo debe seguir como estas.
dejar de hacer demagogia barata con cosas que sabéis que no pueden ser.

Anónimo dijo...

Bueno, pues si el edificio es suyo que se lo lleven y que nos dejen el terreno.

Anónimo dijo...

Desearía me confirmaran por parte de I.U. si es cierto o no, lo que se afirma por parte de nuestros mayores de que cuando se cedieron los terrenos existía una claúsula que mas o menos decía: "Si antes de 50 años se cambiara o cesara la actividad para la que se ceden los terrenos, estos revertirian en el municipio desde ese mismo momento". En caso de no saberlo soliciten copia.
Muchas gracias.

Yo no me callo dijo...

Es cierto que existía esa clausula. En base a la misma el Ayuntamiento puso un contencioso, que hubiera ganado, pero que luego retiró con la firma del mal Convenio apoyado por el PP y el PSOE.
En otros contenciosos puestos por ayuntamientos o particulares las sentencias han obligado al Ministerio de Defensa a devolver los terrenos a sus legítimos propietarios, cuando pretendía el cambio de uso.
También es cierto que nuestro Ayuntamiento, siempre tan eficaz, dejó pasar el plazo de los cincuenta años.

Anónimo dijo...

¿Ni con el Sanatorio de la Marina sabrán nuestros gestores en el ayuntamiento actuar de verdad en beneficio del pueblo?
¡Que desgraciados somos!
Pero aún tiene solución porque ¿quién se arriesgará a ofertar en la subasta con la crisis que padecemos que durará tantos años?

Espíritu del más allá dijo...

Nadie lo quiere porque tiene fantasmas jejeje